Abstractio Naturae

La mente que se abre a una nueva idea, jamás volverá a su tamaño original.

Apoya el contenido

Los cometas no siempre tienen cola

publicado por neofebo el 27 de febrero de 2013

Los viejos y los cometas han sido venerados por las mismas razones: por su larga barba y por la pretensión de predecir los acontecimientos.
Jonathan Swift
Quizás los cometas son los objetos celestes que más han llamado la atención a las civilizaciones desde tiempos antiguos en todo el mundo, siendo considerados muchas veces como mensajeros de malos presagios y muchos otros mitos de la cultura popular, por citar un ejemplo a inicios del siglo XX el cometa Halley (que se muestra en la imagen ubicada más arriba), por la cercanía de su paso creó un miedo que impulsó la creación de un importante mercado para "máscaras anti-cometa" y otros artefactos supuestamente diseñados para protegerse de unas posibles emanaciones tóxicas [1].

El rasgo más distinguible de estos objetos es su gran cola, lo curioso y que no muchas personas saben es que estos cuerpos no van adornados todo el tiempo con su cola, el motivo se explicará a continuación pero primero tenemos que saber dos cosas importantes acerca de los cometas [2]

  1. Composición: Los cometas están compuestos de agua, hielo seco, amoniaco, metano, hierro, magnesio, sodio y silicatos y debido a las bajas temperaturas de los lugares donde se hallan, estas sustancias que componen al cometa se encuentran congeladas. Llegan a tener diámetros de algunas decenas de kilómetros.
  2. Trayectoria: Existen dos reservorios de cometas que son El Cinturón de Kuiper y la Nube de Oort, donde estos nacen, luego de abandonar estos lugares estas rocas en primera aproximación giran en torno al Sol en órbitas elípticas, parabólicas e hiperbólicas (cónicas) muy grandes y con diferentes inclinaciones con respecto a la eclíptica, y digo en primera aproximación pues su trayectoria además de ser afectada por los demás cuerpos que se encuentran en el espacio, estos se mueven perdiendo masa (como se explicará más adelante) teniendo trayectorias mucho más complicadas que las que se mencionaron. La órbita de los cometas es mucho más alargada que la de los planetas. En un extremo pasan muy cerca del sol Sol y, en el otro, se alejan más allá del sistema planetario.
¿Cuándo se les ve la cola?
Ya conocida la trayectoria y composición de estos cuerpos, podemos decir que cuando estos orbitan más cerca del Sol se calientan y se empiezan a evaporar, desprenden partículas sólidas y forman la cabellera además la luz ultravioleta del Sol provoca que los gases despedidos por el cometa se ionicen, lo cual hace que empiecen a brillar por sí mismos por el fenómeno de la fluorescencia[3], en esta forma se pueden distinguir las siguientes partes: 
  • Núcleo: Relativamente estable compuesto de hielo y gas con pequeñas cantidades de polvo y otros sólidos, su tamaño puede ser de varios kilómetros.
  • Coma: Nube densa de agua, de dióxido de carbono y otros gases sublimados desde el núcleo.
  • Nube de hidrógeno: Es enorme y rodea al núcleo, no es visible ya que es ultravioleta
  • Cola de polvo: Puede llegar a medir varios millones de kilómetros, son partículas de muy pequeño tamaño y es la parte mas prominente de un cometa y es visible por el efecto de la reflexión de la luz.
  • Cola de iones: también de varios millones de kilómetros de longitud ocasionada por la interacción de los gases principalmente de metano con el viento solar. Siempre apunta en sentido contrario al Sol debido a que es empujada por el viento solar.
Cuando se vuelven a alejar, se enfrían, los gases se hielan y la cola desaparece y en cada pasada pierden materia. Finalmente muchos terminan por colisionar con el sol o algún otro cuerpo en su trayectoria, y de otros sólo queda el núcleo rocoso, se cree que hay asteroides que son núcleos pelados de cometas.

Referencias:

Comparte este post:

Ingresa tu comentario:

Debes estar registrado para poder dejar tu comentario

galleta

Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios.

Aviso de Cookies